Tabla de Tipos MBTI

Test de personalidad MBTI®

El test de personalidad de Myers-Briggs Type Indicator® identifica las prefencias personales más importantes de una persona.

 

El Myers-Briggs Type Indicator® (o MBTI® por sus siglas en inglés) es un test de personalidad diseñado para ayudar a una persona a identificar algunas de sus preferencias personales más importantes. El indicador fue creado por Katherine Cook Briggs y su hija Isabel Briggs Myers durante la segunda guerra mundial, y los criterios utilizados responden a las teorías que Carl Gustav Jung propusiera en su trabajo Tipos Psicológicos.

El indicador es utilizado frecuentemente en campos tales como la pedagogía, dinámica de grupos, capacitación de personal, desarrollo de capacidades de liderazgo, asesoramiento matrimonial y desarrollo personal.

Este indicador se diferencia de otros tests estandarizados y otros parámetros de medida, tales como la inteligencia, en que no mide una característica sino que clasifica los tipos de preferencias de las personas. De acuerdo a la teoría del MBTI®, mientras que los tipos y parámetros son innatos, las preferencias pueden ser mejoradas (de aquí su importancia y relevancia para aplicarse junto con el coaching), y si el individuo se encuentra en un medio ambiente sano, naturalmente se diferenciarán con el transcurso del tiempo.

Sin embargo, los que apoyan el indicador explican que aprender sobre las características innatas es a la vez crear la oportunidad para mejorar como es que uno las aplica en diferentes contextos. En este sentido, el MBTI® puede resultar en significativos cambios y crecimiento personal y profesional.

 

Los tipos en que resulta la aplicación del MBTI®, conocidos como dicotomías se aprecian de la siguiente manera:

  • Mundo favorito: ¿Prefieres enfocarte en el mundo exterior o en tu mundo interior? Esto se conoce como Extroversión (E) o Introversión (I).
  • Información: ¿Prefieres enfocarte en la información básica que obtienes o prefieres interpretar y agregar significado? Esto se llama Sensorial (S) o Intuitivo (N).
  • Decisiones: Cuando tomas decisiones, ¿prefieres primero observar la lógica y consistencia  o primero mirar a la gente y las circunstancias especiales? Esto se llama Pensamiento (T) o Sentimiento (F).
  • Estructura: Manejando el mundo externo, ¿prefieres decidir las cosas o prefieres mantenerte abierto a nueva información y opciones? Esto se llama Juicio (J) o Percepción (P).
Cuando decides tu preferencia en cada categoría, consigues tu propio tipo de personalidad, que puede ser expresado como un código de cuatro letras.

Los 16 tipos de personalidad del instrumento Myers-Briggs Type Indicator® se listan a continuación en lo que se conoce como “Tabla de Tipos”:

 

 

Print

En las próximas entradas hablaremos de las características de cada una de estas personalidades y la forma en que podemos interpretar y administrar esta información.

Conoce más información acerca del test de personalidad MBTI® en español, beneficios, aplicaciones y talleres http://bit.ly/HDS_Mexico

Contáctanos al (52.55) 56.68.02.69

 

Save

Save

Save

Save

Save

¿Soy tu tipo? Parte 2

Tipología: toda una ciencia de la psicología para mejorar las relaciones y entenderse mejor

PARTE 2

De entrada, de manera natural usamos la tipología en nuestra vida diaria. Contamos con conocimiento prácticamente instintivo para ordenarnos por tipos de carácter. Por ejemplo, cada vez que decimos   “-Ésta es la clase de hombre que…” o “-Ésta es la clase de mujer que..”.

Todos tenemos la inclinación innata a ir acumulando experiencia en las relaciones y, llegados a un punto, usarla para clasificar intuitivamente a la gente que conocimos y conocemos en diferentes grupos, valorando cada una de esas clases así como nos haya ido con ellas en la vida.

Así, es muy normal que cuando conocemos a alguien nuevo y comprobemos en él ciertos rasgos de comportamiento, pensemos:  “—¡Ah!, se parece a Fulana, Mengano y Zutano, es de ese tipo de personas…”, del mismo modo que cuando alguien nos sorprende con   un comportamiento nuevo para nosotros, lo dejemos en el apartado     de los inclasificables, por el momento, y digamos que nos resulta,  para bien o para mal, alguien especial.

Por supuesto, cuando hacemos estas clasificaciones en el día a día,  éstas suelen carecer de todo tipo de fundamento profundo y/o científico, y generalmente se quedan en clasificaciones intuitivas o más bien frívolas.

La TIPOLOGÍA reconoce que existen clasificaciones tipológicas, desde hace mucho, porque desde siempre existe una cierta predisposición en los observadores del comportamiento a entender sus estilos distribuidos por clases, por grupos, y no como infinitas variantes individuales según el carácter particular de cada ser humano.

Y aquí el arma secreta….

Siguiendo los estudios de Carl Jung, Isabel Myers y su madre Katheryn Briggs desarrollaron el Myers-Briggs Type Indicator® (MBTI®), el cual ha sido utilizado en múltiples y variadas investigaciones en las diferentes áreas de la psicología, (principalmente organizacional, educativa y clínica). Este inventario fue diseñado para llevar a la práctica la teoría de los tipos psicológicos de Jung. La finalidad del MBTI® es identificar las preferencias básicas del sujeto en la percepción y en el juicio, para poder establecer los efectos que cada preferencia tiene en la conducta.

De esta forma, este inventario identifica dieciséis (16) posibles combinaciones que representan un conjunto complejo de relaciones dinámicas entre las funciones, las actitudes y la orientación hacia el mundo exterior. Estas combinaciones se conocen como TIPOS.

Cuando identificamos nuestro TIPO, con la ayuda del MBTI®, entendemos una parte muy importante de cómo funciona nuestra mente, y al tener este conocimiento, de manera casi automática podemos empezar a entender a los demás, desde un punto mucho más constructivo lo que genera interrelaciones efectivas y positivas.

En conclusión,

• Si conoces tu TIPO, te conoces mejor.
• Si conoces tu TIPO, entiendes mejor a los demás.
• Si conoces tu TIPO, puedes tomar mejores decisiones: de carrera, de pareja, de interacción
• Si conoces tu tipo, eres más EFECTIVO en tu entendimiento personal y en la construcción
de relaciones: familiares, organizacionales y cualquier dinámica de grupo.

¿Cuál es tu TIPO? Averígualo: www.humandevelopmentsolutions.com

Save

Save

Save

¿Soy tu tipo?

por Guadalupe Lepe, CEO de HDS

Tipología: toda una ciencia de la psicología para mejorar las relaciones y entenderse mejor

¿Soy tu tipo?
¿Eres mi tipo?
¿Cuántos tipos hay?

¿Quién no ha dicho?: “quisiera conocerte mejor”, “no te entiendo”, o de plano, “no me entiendo” “tú eres como todos” (todos, ¿quiénes?), en fin, una serie de afirmaciones que cuestionan en el fondo la naturaleza humana y específicamente la psique humana.

Si quisiéramos aumentar las posibilidades de funcionar mejor, de entendernos mejor, de interactuar más efectivamente con los demás, deberíamos comenzar por comprender cómo funciona nuestra mente y la de los demás, para adaptarse y orientarse en los mundos: externo e interno.

Este estudio lo inició Carl Gustav Jung en su obra Tipos Psicológicos publicada en 1921. En ella desarrolla sus ideas sobre la existencia de dos «actitudes» (extraversión/introversión) y cuatro «funciones» (pensamiento/sentimiento y sensación/intuición), y se refiere por primera vez al sí-mismo como objetivo del desarrollo psíquico.

La tipología, se volvió desde entonces, una cuestión inevitable de tratar, tanto en el propio entendimiento de las aptitudes y actitudes individuales, como en el terreno de las relaciones humanas. Nuestro TIPO es la esencia y ubicación del “lente” con que cada uno mira y se mira. La forma cómo vemos, es lo que nos genera nuestra perspectiva y juicio. Sin embargo, también la forma cómo vemos a través de ese “lente” es, a la vez, lo que puede conducirnos a los más complicados conflictos con los demás y sus diferentes puntos de vista. Este “lente”, nuestro TIPO, nos ayuda a definir el mundo y a sobrevivir en él, pero también es el “obstáculo” que nos hace caer en graves errores acerca de lo que pensamos sobre la realidad que nos rodea e incluso sobre la profundidad de nosotros mismos, y de los demás, pues cada “lente”, cada TIPO tiene su propia verdad válida.
Pero entonces, ¿de qué me sirven estos estudios? ¿cómo aplico la TIPOLOGÍA en mi vida?

 

-Más de este tema en el siguiente post –

Save