HDS, MBTI

Alcanzando resultados en equipo

“No preguntes qué puede hacer por ti el equipo.
Pregunta qué puedes hacer tú por él.”
Earvin “Magic” Johnson, Jr.

Uno de los retos más grandes que experimentan los líderes y las organizaciones es el trabajo en equipo. A lo largo de mi experiencia como coach, facilitadora y docente he podido comprobar las inquietudes, por un lado, de los integrantes de los equipos, y por otro lado, de los líderes.

En las organizaciones las situaciones que he observado son similares, y las que he visto que se repiten con mayor frecuencia son: problemas de comunicación, personalidades que quieren brillar o atribuirse los créditos y los resultados, bajos niveles de compromiso, poca tolerancia y comprensión entre sus integrantes, metas no claras, ambigüedad en roles, falta de reconocimiento del líder hacia los colaboradores y entre los integrantes del equipo, evasión para abordar el conflicto, burlas, descalificaciones, falta de confianza… y la lista podría seguir… pero, ¿cómo y por dónde enfrentar este reto?

A lo largo de este artículo encontrarás una serie de ideas, que podrán ayudarte a reflexionar sobre la situación en la que se encuentra tu equipo, en dónde tiene fortalezas y en dónde puede mejorar.

Utilizaré como referencia el modelo de las cinco disfunciones de Patrick Lencioni, y lo que he observado y vivido en los ámbitos en los que me he desarrollado. ¿Cuánto tiempo te tomará formar un equipo de alto desempeño? Me gustaría poderte dar esa respuesta pero depende de una serie de factores, entre ellos, tu disposición, apertura, curiosidad, paciencia y compromiso.

Patrick Lencioni establece que cualquier equipo que quiera alcanzar los resultados esperados debe superar las siguientes disfunciones:

1. Ausencia de confianza
La confianza es la base de cualquier equipo, cuando existe confianza, los integrantes comprenden y reconocen las fortalezas y áreas de oportunidad de cada uno, se sienten con libertad para expresar sus opiniones, para pedir ayuda, y reconocer cuando se equivocan. En los equipos donde hay confianza, es más fácil entablar diálogos críticos y tomar decisiones que son importantes para el equipo y para la organización.

En ocasiones, he visto líderes que se preocupan por conocer a los integrantes de sus equipos. pero que difícilmente permiten que el equipo los conozca a ellos. Esto limita la conexión, la interacción y por ende la confianza. Construir confianza requiere tiempo y mucho respeto.

¿Qué haces para acercarte a tu equipo, para conocer a cada persona y para que el equipo te conozca a ti?

2. Temor al conflicto
Cuando no existe confianza, los integrantes del equipo evaden el conflicto y prefieren guardarse lo que piensan, con tal de manejar una aparente cordialidad y armonía. He observado, que esto genera agendas ocultas, los integrantes dicen que si en las juntas, pero su diálogo interno es totalmente diferente: “eso no funcionará”, “yo tengo otra información”, “esto no resolverá el problema”… esto genera, que las personas no se comprometan con las decisiones con las que “supuestamente” acordaron.

¿En tu equipo existen debates abiertos y respetuosos de ideas?

3. Falta de compromiso
Cuando los integrantes de los equipos no comparten lo que realmente piensan sobre los beneficios, riesgos e inquietudes que ven, difícilmente se comprometerán. ¿Por qué comprometerse si las ideas que tienen no fueron planteadas, ni tomadas en cuenta? Para generar confianza es necesario que todas las ideas sean escuchadas y consideradas.

¿Cómo fomentas que las opiniones de tus colaboradores sean expuestas y escuchadas?

4. Evitación de responsabilidades
Cuando los integrantes del equipo se comprometen con las decisiones y estrategias planteadas, no dudan en hacerse responsables los unos con los otros. Se genera un vínculo entre pares más que entre líder e integrantes. En muchas ocasiones, he podido apreciar que no existe una fuente de responsabilidad compartida entre los pares, lo cual limita el desempeño del equipo.

¿Los integrantes de tu equipo se hacen responsables mutuamente y tienen altas expectativas por el desempeño de cada uno?

5. Falta de atención a resultados
Cuando los integrantes del equipo confían los unos en los otros, se involucran de manera positiva y constructiva en conflictos, se comprometen con las decisiones, y todos se hacen responsables, es probable que hagan de lado sus agendas personales y sigan la agenda del bien del equipo y de la organización. Su enfoque y orientación a resultados toman una perspectiva diferente.

Recuerda que el primer escalón para construir un equipo de alto desempeño es propiciar y fomentar la confianza. Promueve la apertura, el reconocimiento y el respeto, para que las personas tengan la generosidad para compartir y la humildad para preguntar.

¿En cuál de las cinco disfunciones necesitas enfocarte más para que tu equipo esté más unido y sea más productivo?

Nuestras intervenciones brindan un aprendizaje de alto impacto para generar el verdadero cambio, mejorando la productividad y la competitividad de nuestros clientes.

Contáctanos para más información ►http://bit.ly/HDS_RRHH contact@humandevelopmentsolutions.com (52.55) 56.68.02.69.

Human Development Solutions es único certificador y distribuidor autorizado por The Myers-Briggs Company en Español para Latinoamérica.

Busca consultores certificados y avalados por The Myers-Briggs Company. para garantizar el éxito de las sesiones e interpretaciones. Solicita las credenciales correspondientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *