Aprende a motivar y retener el talento en tu organización

Hoy en día, con el nivel de velocidad de nuestras vidas y los constantes cambios, la organizaciones se enfrentan al reto de generar estrategias de retención y motivación que apoyen el compromiso y desarrollen liderazgo “resiliente”, adaptable y productivo.

El contar con una cultura motivada y resiliente permitirá generar crecimiento consistente y retos superados.

La motivación es aquel o aquellos estímulos que mueven a las personas a realizar determinadas acciones y persistir en ellas hasta su culminación. Por otra parte, la resiliencia es la capacidad de los seres vivos para sobreponerse a períodos de dolor emocional y situaciones adversas.

¿Cuál es el impacto en el área laboral?

El ámbito laboral puede ser un lugar estresante por algunas condiciones que requieren algún tipo de adaptabilidad especial. Los desafíos que proponen los lugares y las dinámicas de trabajo, en la actualidad, suponen una gran tensión para la mayoría de las personas.

Fomentar la capacidad de ser resilientes y automotivarse, significa dar recursos para atravesar los desafíos con la mayor naturalidad posible, mantener el buen nivel de relaciones interpersonales, la calidad de vida en el trabajo, el desempeño, la productividad, a pesar de las dificultades. Esta capacidad es una competencia clave que muchas organizaciones se han propuesto fomentar entre sus empleados en el nuevo milenio.

Las empresas que forman en resiliencia y motivan a sus colaboradores, activan seis puntos tales en las relaciones laborales:

  1. Buscan manejar los conflictos de manera efectiva
  2. Generan claridad en sus procesos y políticas
  3. Incentivan la cooperación y buena convivencia
  4. Fomentan el aprendizaje mutuo de dar y recibir apoyo y afecto
  5. Establecen metas realistas para desarrollar la autoestima de los empleados
  6. Promueven la participación de todos en la toma de decisiones

Si a los puntos anteriores se le suma la práctica de incentivar a los equipos a llevar una vida sana, a través de una alimentación saludable, el ejercicio y permitiendo los momentos de esparcimiento en el horario laboral, la resiliencia será potenciada y mejorarán las relaciones y la capacidad de superar situaciones estresantes.

¿Cómo te apoyamos en HDS?

El generar una cultura resiliente y que apoye la motivación es una tarea importante y al mismo tiempo retadora. No podremos desarrollar ni generar estrategias adecuadas si no conocemos, en primera instancia, qué motiva realmente a mis colaboradores y cuál es su nivel de estrés o adaptabilidad.

En HDS a través de diagnósticos e intervenciones podemos inyectar recursos para nutrir a su organización o equipo para incrementar la motivación y generar más resiliencia.


  • Aplicación de MQ. Para conocer qué motiva al ejecutivo y entenderlo dentro de un contexto.

  • Feedback o Consultoría (Post-diagnóstico). La información arrojada del MQ debe ser compartida para generar estrategias de comunicación y retención asertiva donde se tome en cuenta las necesidades de los colaboradores alineadas al objetivo organizacional.

  • Aplicación de MBTI® Step II. Para entender qué estresa y cómo son sus comportamientos ante el estrés. Además para entender cómo poder prevenirlo.

  • Taller Manejo del estrés. Integra los resultados del MBTI® en una intervención grupal que facilita el autoconocimiento, el aprendizaje y los recursos para manejar las emociones y adaptarse con éxito.

  • Coaching. Seguimiento a requerimientos específicos del cliente.

Siguientes pasos